lista de inconexiones…

que logran explicar mi forma de ser…

1. Descubrí el placer de la lectura a los 13 años, después de mi primera ruptura con el grupo de amigas de siempre. Ellas querían salir cada día al parque pero mi cuerpo me pedía quedarme muchas veces en mi habitación, a solas. Ese hecho tan significativo, jeje, me separó del grupo y un día de esos melancólicos y llorosos cogí un libro al azar y me escapé corriendo con cojin y manta en mano, al tejado de mi casa.

Allí descubrí a Pablo Neruda y su poesía. Y  doy sumamente las gracias a esa ruptura porque sin ella, yo no tendría las inquietudes que tengo ahora mismo. Me encontré a partir de ese momento.

2. Mi sueño, durante años. Podría decir que hasta los 24 años, era la de convertirme en escritora. Tengo miles de manuscritos de lo más variopintos y profundos que explican todos mis sentimientos durante mi adolescencia. Siempre he querido publicarlos. Quizás, algún día, quién sabe.

3. Tengo una mania deliciosa que consiste en que, cada vez que me doy una ducha caliente, abrir la ventana y sacar un poco la cabeza para oler la atmósfera, sobretodo en invierno, y mucho mejor si ha llovido. Es un olor tan maravilloso…

4. Nunca me pongo el calcetin, la media, el zapato empezando por el pie izquierdo. Tengo esa superstición.

5. He dado unos cuántos tumbos en cuanto a estudios. Considero que con la fotografía encontré mi media naranja, pero es cierto que todos los ámbitos que más me atraen son aquellos llamados “placeres”. No tienen lugar donde aprenderse. únicamente por medio de libros, conversando con otra gente, observando, practicando.Son materias más encaminadas hacia lo abstracto, el gusto, el estilo. Cosas que o adquieres o tienes, o jamás llegas a tenerlas o poseerlas.

Y me siento afortunada de poseer, a fuerza de constancia, algunos de ellos. Aunque no sean valiosos para la sociedad o no me hagan ganarme la vida.

6. Adoro casi toda la música menos la española. Muy poca me gusta. Por el contrario adoro el jazz, el country, la ópera y lo clásico.

7. Creo que soy adicta al café. No bebo mucho pero necesito uno al día. Supongo que a eso se le llama adicción.

8. No tengo prisa por ser madre, pero es cierto que por la edad, supongo que lo haré en año y medio o dos. Eso si, el día que eso pase lo habré elegido al 100% junto a oscar. No me gusta tener que tomar decisiones o verme impulsada a ellas por la sociedad. La sociedad, al igual que la iglesia, ha sido la culpable de muchos males… Y su influencia, la mayoria de veces, es dañina. Cuando alguien sigue sin rechistar todo lo que hace o dice determinado grupo en la sociedad: preócupate! En serio…

9. Ella se llamará Nora u Olivia. Él Nicolás.

10. Algunas de mis películas preferidas: La lista de Shindler , la Vida Secreta de las Palabras, Las Horas y El Hijo de la Novia.

11. Laika ha sido mi alma gemela durante casi 17 años. Y creo que un alma gemela, ya sea animal, humano, objeto, se encuentra una sola vez en la vida.

Así que más le vale estar viva en alguna parte…

Sino, una parte de mí, no tiene remedio. Está muerta.

12. No me suelo reir con las películas de risa ni con los chistes. No tengo un sentido del humor amplio. Pero luego soy capaz de reirme sola en medio de un heratismo brutal.

13. Me encanta madrugar, sobretodo los fines de semana. Siento que soy la dueña, que controlo el tiempo. Y que no corre en contra mía, sino que lo exprimo al máximo, me hace sentir viva.

14. Tengo o poseo muy mal humor. ( dan fe de ellos mis padres, hermanos y oscar)

15. Me conformaría con no ser nadie en la vida, tener un trabajo mediocre a cambio de  poder viajar a todas partes con la compañia de oscar y mi cámara.

16. Soy fotógrafa pero tengo casi la mitad de mi vida en albums mal organizados, mezclados, sin fechas… Un desastre. Y nunca encuentro tiempo para ponerme a ello.

17. Hasta hace poco me negaba a coger el ratón de un ordenador, a llevar móvil. Ahora no concibo la vida sin la tecnologia, aunque siempre abogo por llevar una vida natural, simple, sin artificios ni colorantes, como suelo decir.

18. Guardo algunos mechones de ricitos de mi perrita Laika. Los guardo en una bolsita de tela que hace años compré con el pensamiento de que cuando la perdiera, una parte de ella, siempre podría tocar.

Y esos ricitos los he llevado a muchas partes. El último, uno de ellos, fue tirado en abril en el lago de Kylemore Abbey. Una manera de acompañarnos en todos los viajes que hacemos.

Ahora, sin ella a mi lado, seguiré con ese ritual.

19. Me quedaría horas mirando el paisaje de mi pueblo. Conozco algunos lugares donde puedes observar el basto campo verde y el atardecer posándose sobre la hierba. Hace años, solía escaparme con Laika, una manta y un libro. Nos sentábamos bajo un olivo a pasar las horas. Me encantaba escuchar los sonidos de los pájaros, el murmullo de las abejas posándose en las flores… Y ver a Laika disfrutar alejándose lentamente pero vigilándome sigilosamente, sin perderme de vista.

20. Soy una persona detallista, pero con la edad me he vuelto detallista sólo con la gente que de verdad lo merece. Creo que la bondad por la bondad ya no existe.

Una, que no es perfecta.

21. Me encanta la decoración y no necesito mucho dinero para hacer de tu hogar un lugar acogedor. Mi casa, es uno de mis mayores tesoros. Y creo que es lo único, junto con algunas de mis fotos, que puedo decirte, que hago bien.

22. Me infravaloro mucho, tanto, que varias veces, mi voz interior me regaña. Se enfada conmigo. He vivido situaciones en las que me he hecho creer que nada de lo que hago es suficiente. Y siempre debo dar más que lo que suelen dar los demás…

Y eso no es nada bueno.

23. Odio, mejor dicho, detesto la Nochevieja. Es un día frío, superficial, que carece de todo sentido para mí.

24. Uno de mis sueños no sería el de montar mi propio estudio fotográfico, sino el de abrir una pequeña cafetería únicamente donde se sirvieran las tartas de mi madre caseras y una selección de chocolates, cafés y tés. Los mejores.

Acompañado de una buena música, una decoración acogedora y especial y un rincón donde pudiera vender en forma de puntos de libros, libros, lienzos, postales, etc. Mi trabajo fotográfico.

O sino, regentar mi propio agroturismo. Uno pequeño, no aspiro a tener uno de lujo, sino más bien lo contrario. Pequeño y acogedor, donde poder hacer sentir a los invitados como en su propia casa. Preparar   deliciosos desayunos caseros, y conseguir que cualquiera que esté ahí pierda la noción del tiempo y el espacio.

Esos, son mis sueños. Y trabajar cada día, pero con la condición de tenerlo tal cual lo tengo en mi cabeza. Sería maravilloso.

26. No me considero una persona guapa, pero tampoco haría nada por mejorar mi apariencia personal. No tengo, por ejemplo, una dentadura perfecta, tengo un diente un poco mal colocado, que sale para fuera y creo que esos detalles marcan o dan el toque de distinción a una persona.

Desde jovencita nunca me ha preocupado conseguir ser despampanante, extremadamente sensual ni preciosa. Siempre he buscado tener algún rasgo de armonía en mi rostro. Pero no esa armonía de tener la estructura perfecta, no, sino a esa armonía que puede expresar unos labios, unos ojos, una mueca, al intentar explicar el interior de uno mismo. La armonía del alma.

27. Entre esas cosas por cumplir, más que nada por beneficio a mi salud, es la de beber más agua.  Soy un completo desastre. Me olvido de beber, como quien se olvida de respirar cuando hace actos cotidianos y automáticos, lo que sucede es que el agua es sumamente importante y necesaria.

28. Entre los cambios que he sufrido en cuanto a mis hábitos alimentarios son los de añadir a mi dieta: leche semidesnatada pero sin lactosa, comer pan de centeno, beber  té rojo, muchos guisantes ( no me digas por qué), tomar cualquier infusión sin azúcar, bastante salmón, apio, mantequilla en vez de margarina.

Continuará…

Si te ha gustado, comparte ! Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

2 comments

  1. Txell says:

    Que bien que vuelvas con estos largas entradas ! Hacia mucho tiempo que no escribías tanto. Me gusta seguir tu blog, sobretodo cuando escribes tanto y lo acompañas de pequeñas fotos.

    Y lucha por conseguir tus sueños, tanto el de ser escritora como el de montar tu pequeño espacio cafeteria-pasteles-fotografia.

    Saludos desde Barcelona!

Deja un comentario